Existe variedad de procedimientos para reparar la rotura de nuestro kite, por este motivo evaluamos cada kite para poder ofrecerte la reparación más adecuada al estado de tu kite acorde con tu bolsillo. 

Las más comunes son...


- Reparación con cinta.



Las reparaciones con cinta son muy habituales debido a que esconden y refuerzan la zona de la rotura. 

Aplicando la cinta se enmascara la zona haciendo coincidir al mm el perfil original del kite. Tras esto se asegura toda la reparación de la vela utilizando la misma puntada original de nuestro kite. 

Para garantizar una reparación de por vida en todas nuestras intervenciones utilizamos hilo náutico con tratamientos especiales que lo hacen sumamente resistente a las inclemencias náuticas, como son los ultravioletas y la acritud de la sal.



-Substitución de paneles.


Esta técnica de reparación es la que elimina literalmente la zona dañada de nuestro kite. 

Se trata de "amputar" el panel que ha sufrido el deterioro e implantar un nuevo panel que cumpla las mismas exigencias que el anterior. 

Por su complejidad requiere de un trabajo paciente y laborioso. Los elementos con los que se trabaja son conceptos como los estiramientos del nuevo panel, el tip natural de la vela, direcciones del tejido, refuerzos... 

Los paneles pueden ser de dimensiones reducidas o de mayor tamaño.


-Zonas de presión.


Las zonas de presión están integradas por el borde de ataque y las costillas. Es una estructura textil que trabaja en cada sesión a una presión de expansión de entre 4 a 6 psi.

Es importante asimilar que si la cometa explosiona, es debido a:

-Costuras desgastadas o con el hilo roto o podrido por la humedad.

-Roces o cortes en el tejido "dacron" que debilita su resistencia.

-Desgaste prematuro, por pliegue repetido en la misma zona. 

El modo de actuación puede ser substituir parte del panel, o bien reforzar interna y externamente el tejido primario.

De ciencia cierta, un pequeño corte en el dacron puede ocasionarnos una gran explosión del blader y desgarro del dacron. Por este motivo es conveniente tomar precauciones antes de aplicarle presión.

-Zonas de tracción.


Son los puntos de anclaje a la vela, donde divide la tracción y se reparte por toda la superficie del tejido.

Normalmente suceden como efecto secundario tras la rotura de una línea en condiciones de viento fuerte.

Es frecuente la rotura del blader.