Los flotadores también llamados bladers, condones, vejigas....  otorgan a nuestra vela de tres características imprescindibles para una práctica cómoda i segura. 

Rigidez estructural, flotabilidad, poco peso.

Por este motivo es vital que estén en buen estado i ofrezcan una estanqueidad del aire óptima.

 

Las reparaciones más comunes:


-Pinchazos o explosiones.


Las malas hierbas,los residuos de la playa o la mala suerte, pueden ocasionar pequeños poros en  el flotador del kite.  

El caso de las explosiones puede ser el efecto secundario de una rotura en el tejido protector, o por el mal posicionamiento del flotador dentro del kite.





-Sustitución de válvulas.


Es muy crítica la adhesión de las válvulas al flotador de origen. Las altas temperaturas que puede recibir nuestro material dentro del coche  ocasionan un efecto contraproducente en todas las válvulas de nuestro equipo.

En ocasiones, es recomendable substituir la totalidad de las válvulas para garantizar el correcto funcionamiento y la fiabilidad de nuestro material.




-Fabricación de nuevos flotadores.

Recomendamos esta vía cuando el estado del flotador no garantiza su estanqueidad.

Contamos con materiales de primera calidad y maquinaria específica para la fabricación de bladers de cualquier modelo.